martes, 26 de febrero de 2008

llanto


Llanto sin medidas.


La depresión es lo que hierro filtrandose en mis venas, una enredadera creciendome en la garganta, un puñado de piedras pesandome en los dedos y un golpe estremecedor en la nuca que no deja de dolerme.


Vos funcionas como una tijera.


Yo como un paraguas.


¿En que quedamos?

2 comentarios:

Cara de hígado dijo...

No me des tregua, no me perdones nunca.
Hostígame en la sangre,
que cada cosa cruel sea tú que vuelves.
¡No me dejes dormir, no me des paz!
Entonces ganaré mi reino,
naceré lentamente.
No me pierdas como una música fácil,
no seas caricia ni guante;
tálame como un sílex, desespérame.



Llorar, día y noche, mañana y tarde, todos los días, semanas, meses, años, lustros, decadas, y hasta siglos por qué no, llorar.

Un mundo exclusivo para vos dijo...

Bienvenido a mi mundo, donde el Aire es calificado inmundo: http://www.youtube.com/watch?v=SMPqz5OuOdo